Los estudiantes multilingües en EEUU logran mejores resultados que nunca

De acuerdo con un nuevo estudio, los estudiantes multilingües han progresado de forma constante en los últimos años.
Monkey Business Images/Shutterstock  
Karen D. Thompson, Oregon State University and Michael J Kieffer, New York University

Entre 2003 y 2015, los estudiantes multilingües en EE UU mostraron dos o tres veces mayores progresos en lectura y matemáticas que los estudiantes que solo hablan inglés. Con estos progresos, la brecha de posibles éxitos entre los estudiantes multilingües y sus pares se han reducido de manera sustancial.

Este nuevo análisis realizado de acuerdo con los resultados de la Evaluación Nacional del Progreso Educativo (National Assessment of Education Progress o NAEP) contradice informes anteriores que señalaban que el progreso académico se ha estancado entre los estudiantes multilingües.




Read more:
Multilingual learners doing better in US schools than previously thought


Hacemos esta observación como ex profesores e investigadores que durante más de dos décadas se centraron en la comprensión de las experiencias de los estudiantes multilingües.

Nuestros hallazgos no solo demuestran que los estudiantes multilingües están aprendiendo más ahora de lo que lo hicieron en el pasado, sino que también sugieren que las escuelas y los distritos están sirviendo a estos estudiantes de manera más efectiva.

¿Quiénes son estudiantes multilingües?

Los estudiantes multilingües incluyen a todos los alumnos que hablan un idioma que no sea inglés en el hogar. Aproximadamente 1 de cada 5 niños en Estados Unidos están dentro de esta categoría.

Entre los estudiantes multilingües, un subgrupo son los estudiantes de inglés, que aún no dominan este idioma. Aproximadamente uno de cada 10 estudiantes en Estados Unidos está clasificado como estudiante de inglés.

Un segundo subgrupo lo forman antiguos estudiantes de inglés que no dominaban esta lengua cuando ingresaron en la escuela, pero desde entonces han progresado en el dominio del inglés. No hay disponibles datos nacionales sobre el número anterior de estudiantes de inglés, pero los datos a nivel estatal indican que la cifra es algo más pequeña que la cantidad actual de estudiantes de inglés.

Finalmente, el tercer y más pequeño subgrupo de estudiantes multilingües son aquellos que hablan un idioma que no es inglés en el hogar, pero que ya dominaban el inglés cuando comenzaron la escuela.

Por qué nuestros hallazgos difieren

Los anteriores análisis de datos de la Evaluación Nacional de Progreso Educativo —mejor conocida como NAEP— se han enfocado solo en los resultados de los alumnos clasificados como estudiantes de inglés. Sin embargo, esto conduce a conclusiones engañosas.

Por definición, los estudiantes de inglés aún no dominan la capacidad de escuchar, hablar, leer o escribir en inglés, y sus habilidades lingüísticas afectan sus puntuaciones en pruebas de lectura y matemáticas. Una vez que los estudiantes dominan el inglés y pueden desempeñarse en niveles más altos en estas pruebas, ya no se consideran estudiantes de inglés.

En otras palabras, tan pronto como un estudiante logra el dominio de ese idioma, se le retira del grupo de estudiantes de inglés. Esto ha llevado a los investigadores William M. Saunders y David J. Marcelletti, entre otros, a argumentar que la diferencia de rendimiento entre los estudiantes de inglés actuales y los otros estudiantes, en las pruebas de lectura y matemáticas, es una “brecha que no puede desaparecer”.

Tal como se investigó en la ciudad de Nueva York, y en California dos grandes distritos y otros estados quedó demostrado que muchos estudiantes de inglés adquieren dominio de esa lengua entre el momento en que ingresan a la escuela y cuando reciben el NAEP en cuarto y octavo grados.

Estos análisis indican que entre el 25 y el 50 por ciento de los alumnos que ingresan al kindergarten como estudiantes de inglés han sido reclasificados como ex estudiantes de inglés antes de llegar al cuarto grado. Entre el 70 y el 85 por ciento de esos alumnos han sido reclasificados como ex estudiantes de inglés antes del octavo grado.

Por lo tanto, el grupo actual de estudiantes de inglés en estos grados consiste en aquellos estudiantes que —por definición— tienen puntuaciones relativamente bajas en las pruebas de inglés, ya sea porque han inmigrado recientemente a Estados Unidos o han tenido que esforzarse para adquirir el idioma inglés y los conocimientos generales en las escuelas de Estados Unidos.

Advertimos que los distritos and states deberían analizar los resultados combinados, tanto para los estudiantes de inglés actuales y los ex estudiantes de inglés, a los que nos referimos como el subgrupo “Ever English Learner” (que alguna vez aprendieron inglés). Hemos demostrado que los índices de graduación para todo el grupo de “Ever English learners” son bastante similares a los índices para los alumnos que nunca clasificaron como estudiantes de inglés.

Analizar los resultados para los “Ever English Learners” no es posible con los datos de NAEP. En lugar de eso, en nuestro nuevo análisis adoptamos el enfoque más cercano que pudimos, analizando los resultados para todos los estudiantes multilingües, que consisten principalmente en estudiantes actuales de inglés y aquellos que ya lo estudiaron. Definimos multilingüe en un amplio margen para incluir estudiantes de diferentes niveles de dominio de sus respectivos idiomas.

Dado nuestro trabajo anterior, no nos sorprendió descubrir que, en general, las tendencias de NAEP para estudiantes multilingües parecían diferentes a las tendencias para los estudiantes actuales de inglés.

Sin embargo, nos sorprendió el grado de avance logrado por los estudiantes multilingües, ya que este grupo ha sido desatendido de forma histórica sistemática.

¿Qué hay tras el progreso?

Aún no podemos señalar las razones por las cuales los estudiantes multilingües han logrado un progreso tan notable en NAEP. Una variedad de cambios en las políticas y prácticas educativas han impactado a los estudiantes multilingües en los últimos años y pueden estar relacionados con estos patrones.

Por ejemplo, la ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás (No Child Left Behind Act), que se implementó durante los años que estudiamos, puede haber aumentado la atención a los resultados para los estudiantes de inglés. Además, estos años también vieron una rápida expansión de los programas de inmersión en dos idiomas, en los que los estudiantes multilingües y los monolingües angloparlantes aprenden juntos. Una investigación rigurosa ha demostrado que estos programas tienen efectos positivos en el desempeño de todos los estudiantes. Además, muchos estados han adoptado recientemente nuevos requisitos para la preparación que los profesores de los estudiantes de inglés deben tener y esta destreza adicional pudiera aumentar la efectividad de los maestros con los estudiantes de inglés.

Los estudiantes multilingües hallan aún muchas barreras en las escuelas de Estados Unidos, incluida la valoración frecuente de ver en el bilingüismo un problema en lugar de una ventaja. Sin embargo, nuestra investigación plantea que los estudiantes multilingües demuestran sólidos avances en lectura y matemáticas.

El hecho de comprender las verdaderas razones de estos avances será fundamental para garantizar que el progreso siga adelante.

Karen D. Thompson, Assistant Professor of Education, Oregon State University and Michael J Kieffer, Associate Professor of Literacy Education, New York University

This article is republished from The Conversation under a Creative Commons license. Read the original article.

Share this:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *