¿Es cierto que los niños se confunden al aprender dos idiomas o más? ¿Mito o Realidad?

  • confusion

¿Es cierto que los niños se confunden al aprender dos idiomas o más?

¿Mito o Realidad?

Como todo lo relaciona al aprendizaje y adquisición de idiomas, es un tema complejo. Mezclar los idiomas es una característica del bilingüismo tanto en niños como en adultos. Según François Grosjean, existen los fenómenos de cambio de código, préstamos léxicos, interferencias y las transferencias.
El cambio de código sucede cuando un hablante cambia de un idioma a otro para decir una palabra, frase u oración y luego, regresa al idioma de la conversación. Por ejemplo, cuando un bilingüe inglés-español dice “I want to visit abuelita (granny)” y continua con su conversación en inglés.
El préstamo léxico es la adaptación o uso de palabras o frases de un idioma en otro por desconocimiento del equivalente correcto, dicha adaptación se puede hacer morfológica y fonológicamente. Por ejemplo, cuando un latino en USA dice “me gusta este centro comercial por el parqueo (adaptación de parking / car park / parking lot)” en vez de utilizar la acepción en español, estacionamiento. Los préstamos léxicos dan origen a los anglicismos y a los barbarismos como parqueo.
Las interferencias son intrusiones efímeras de un idioma en otro como pronunciar una palabra en inglés con acento latino. Por ejemplo, pronunciar three como la palabra tree, lo cual perjudica la comprensión.
La transferencia se dá cuando existen rasgos de un idioma en otro como hablar inglés con un marcado acento latino o cuando un anglosajón habla español sin respetar las concordancias entre género y número (plural y singular) de los adjetivos, sustantivos o artículos. Por ejemplo, un americano hablando español y diga “el casa”.
Finalmente, es importante que la mezcla de idiomas también puede depender del interlocutor, es decir, las probabilidades de mezclar los idiomas son altas si dos bilingües que manejen los mismos idiomas conversan. Sin embargo, cuando un bilingüe conversa con un monolingüe las posibilidades son menores. En cuanto a los niños tanto en situaciones de bilingüismo como segunda lengua o como lengua extranjera, ellos mezclan los idiomas como parte de su proceso de adquisición y de experimentación con el lenguaje en las primeras etapas pero ésto se reduce si se aplica OPOL (one parent one lanaguage) de manera estricta en el hogar. Aunque en niños que se han criado bilingüe desde la primera infancia al tener 5 o 6 años y siguen mezclando los idiomas con demasiada frecuencia, los padres deben acudir a un especialista para evaluar el entorno bilingüe, los métodos y estrategias para tomar decisiones que solventen cualquier problema que pueda presentarse o incluso evitarse.
Profesor Pedro Devera
Especialista en la Enseñanza del Inglés como Lengua Extranjera
Universidad Simón Bolívar, Caracas.
Share this:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *